Improvisación / 15 Junio 2015

Improvisación

keri_00

Hojas A4 impresas y pegadas en la pared, en la casa de Dani.

Buscando la perfección y el buen gusto terminamos teniendo respeto por cosas que no lo merecen tanto. El miedo a equivocarnos (mandar cualquiera, malgastar, agujerear, que quede “feo”) suele llevarnos a no hacer nada. Entre pegar una tela con cinta o estar años esperando la cortina ideal y no hacerlo nunca, acá votamos por lo primero. Mil veces.

“Mess: The manual of accidents and mistakes” es un libro de Keri Smith (su obra más conocida, editada aquí, es “Destroza este diario”) en el que propone actividades para crear desde la espontaneidad y la total indiferencia hacia el resultado.

keri_01

Sus tres reglas son:
1) No intentes hacer algo hermoso.
2) No pienses demasiado (no existen los errores).
3) Continuar bajo toda circunstancia.

~ Entre los juegos que propone el libro, están: ~

keri_05

Intervenir la foto de un señor serio.

***

keri_02

Abrir una revista cualquiera en la página 32, recortar la foto que encontremos e improvisar conexiones personales.

***

keri_03

Emprender una aventura sin plata y documentarla.

***

keri_04

Tomar fotos fuera de foco a propósito.

***

Tomar decisiones in situ, trabajar con lo que hay y aceptar la falta de control sobre ciertas cosas, nos pone en un lugar al que normalmente no iríamos. Improvisar es la posibilidad de crear algo diferente a cualquier cosa que hayamos hecho antes.
~ Algunas ideas para jugar con el tono de Keri, pero en casa:~

– Sacarle una foto a la habitación, imprimirla y arruinarla a gusto.
– Traspasar el cuerpo a cualquier superficie: huellas digitales, siluetas, pisadas. Sí a ensuciar.
– Clavar todo lo que quieras en una pared. (Los golpes del martillo pueden ir al ritmo de la música, ojo.)
– Hacer una guarda a mano alzada.
– Dibujar el piso con cinta.
– Recolectar todo lo que haya de un mismo color y hacer algo con eso.
– Seleccionar postales, tarjetas, papelitos a gusto y pegarlos por toda la casa.
– Juntar todas las mantas, toallas, alfombras, acolchados, almohadas, tirarlos en el suelo y hacer cualquier actividad sobre ese paraíso mullido.
– Pegar y/o dibujar ocurrencias alrededor de tu reflejo en el espejo.

Nada malo puede pasar.