Interiores / 20 Septiembre 2009

Interiores #12: La vida es un juego

San Telmo conserva sus construcciones tal y como se levantaron al comienzo de la historia de Buenos Aires. Para nosotros los curiosos, caminar por el barrio y encontrar alguna que otra ventana semiabierta que revele un poquito de esos interiores es fantástico. Y gracias a que Ale y Gaspar nos abrieron las puertas de su hogar, hoy podemos inmiscuirnos en una de estas sin la sensación incómoda que invade a los espías culposos.

Su casa gana cualquier partida con el patio interno que oficia de comedor, y vuelve a triunfar con una biblioteca armada por ellos, llena de libros, discos y pequeños tesoros: cajitas de fósforos, postales invaluables, muñequitos Jack y múltiples objetos curiosos que vuelven a este mueble en un entretenimiento en si mismo. Y siguen acumulando puntaje: lata de galletitas almacenera, espejos de antaño, acuarelas infantiles enmarcadas y fundas de colores.

Pariente de la biblioteca, el panel contenedor (nadie sabe bien qué es…) de más figuras de colección fue comprado en una liquidación por cierre de un bar de la zona, al igual que las sillas.

Fotos: María Tórtora

publicado en Interiores


Recorrido fotográfico por una casa, contado desde la experiencia de los que la armaron y la viven.