Autor: Casa Chaucha

Sobre mudanzas, libros y un vuelo semivacío adonde lleva el destino

La decisión de dejar Nueva York para volver a vivir en la Argentina, y qué dejar atrás en un camino de ida Un porteño charlatán y entrador intentaba seducirme desde el otro lado de la línea. “Yo llevé y traje cajas para Leo Messi”, me decía. “Trabajé con todo el mundo, me conocen todos.” El porteño llevaba 35 años en Nueva Jersey y tenía un contenedor estacionado en la puerta de su casa, que iba llenando con las cajas de sus clientes y después mandaba por barco a Buenos Aires, donde él mismo las sacaba de la Aduana. “Conmigo no vas a tener ningún problema -decía, misteriosamente-. Lo hacemos como vos quieras.” Pero yo seguía indeciso. Después de diez años en Nueva York habíamos decidido con mi mujer mudarnos a Buenos Aires y ahora me encontraba con que mudarse de un continente a otro era un programa mucho más arduo de lo previsto. Habíamos tomado el salto más como una aventura que como una decisión planificada, como si el entusiasmo y la determinación fueran suficientes …

Unas vacaciones en Brasil

“Una vez más tuvimos que mudarnos. Era un primer piso oscuro, a la calle, en Gallo y Charcas, pero tenía cuatro dormitorios y un patio. Mi cuarto era para mí sola y tenía un empapelado de pájaros en tonos rosas y salmón con el alcochado haciendo juego. Me parecía lo máximo. “

Ruinas

Deme 2: “Una nueva vida en una casa sin terminar o en ruinas…”, de Antolín + “Mientras estuve con ella”, de Silvina Giaganti