Organización / 16 febrero 2017

Orden y progreso en el baño

En el baño guardamos miles de cosas que podrían estar en otro lado. Te propongo establecer un sistema que lo mantenga despejado y prolijo para siempre.

Selección
Dejá en el baño lo que realmente tengas que tener ahí, sobre todo si hay poco espacio. Seguramente algunos ítems pueden reubicarse en otro lugar de la casa.

Descarte
Revisá cada envase para descartar los que estén vacíos, y en ese acto proponete tirar cada vez que terminás algo 🙂
Verificá también las fechas de vencimiento.

El botiquín
Armá uno con las cosas fundamentales y dejalo bien a mano.
Si el espacio que tenés es realmente acotado, podés tener dos versiones: uno chiquito, con las cosas que usás más seguido (curitas, analgésicos, alcohol, etc.), y uno extendido, con todo lo demás.

El chiquitaje
Para evitar tener objetos desparramados, organizá todo por categorías y metélo en contenedores/cajitas/lo que te quede mejor. Podés dejarlos a la vista, o así de ordenados en cajones o el interior de algún armario.
Cuanta más clasificación haya, menos caos vas a tener. Está comprobado.

Optimizá al máximo el espacio
Los interiores de las puertas, los espacios aéreos y las paredes se pueden aprovechar. Mirá bien a tu alrededor y fijate si podés agregar estantes, ganchitos, etc. para liberar las superficies de apoyo.

Política de repuestos
Qué fiaca tener que salir de la ducha porque el shampoo estaba vacío. Para evitar estas corridas, dejá siempre listo un repuesto para cada ítem.

publicado en Organización


Orden propio y armonía para estrechar la relación con la casa y vivir mejor.

por Emilia Roggiero

Emilia es organizadora de espacios. Diseña soluciones a medida de cada casa, home office u oficina para lograr ambientes funcionales y equilibrados. Trabaja en marketing, comunicación y producción desde hace seis años y organiza desde que tiene memoria.