Guía botánica / 11 febrero 2017

Guía botánica #6: Aeonium arboreum

Suculenta de porte arbustivo, tallos ramificados y rosetas densas que van desde el color verde hasta un púrpura brillante, satinado, casi negro. Con nuestro clima florece solo para elegidos.

Nombre científico
Aeonium arboreum / ‘Atropurpureum’

Pero la conoces como
Aeonium negra / Aeonium Verde

Dónde tenerla
Es muy resistente y le gusta el pleno sol, pero se adapta perfectamente a la semi-sombra. Se desarrolla mejor en ambientes secos y puede andar bien en interior, pero será necesario ubicarla en un lugar donde reciba una intensa iluminación.

Riego
Como la mayoría de las suculentas, recomendamos regar en profundidad evitando a toda costa la acumulación de agua en el sustrato. Puede tolerar períodos prolongados de sequía, aunque es preferible que reciba el agua suficiente durante el verano.

Maceta
Se puede cultivar en suelo y en maceta, donde va a crecer más limitada pero con la posibilidad de trasladar la planta a un lugar protegido durante el invierno.

Multiplicación
Es genial para multiplicarla por tallo. Cómo:

1) Seleccioná un tallo y cortalo en varias secciones de, mínimo, 7 cm. cada una.

2) Dejálos secar apoyados en un platito, en un lugar seco y resguardado de lluvias pero
iluminado. (Recomendación: ¡poné cartelito de no tirar! Suele pasar que desaparezcan
misteriosamente pensando que son basura.) Esperá de 4 días a una semana a que cicatricen los cortes.

3) Una vez que los tallos estén secos, podés plantarlos enterrándolos verticalmente 2 cm. (aprox.) en sustrato para suculentas que sea bien poroso, liviano y drenado. Ubicar en un lugar con buena iluminación y reparado de lluvias.

4) Comenzar a regar recién a los 20 días. No toques el tallo, y menos aún lo saques de la tierra

5) ¡Listo! Ahora, paciencia al máximo. uando notes brotecitos verdes u hojas nuevas en el tallo quiere decir que tu esqueje prendió! 🙂

Flor
Estas plantas pueden llegar a medir 1 metro, o incluso más si están en tierra. Si tenés suerte, en algún momento vas a deleitarte con sus larguísimas inflorescencias de flores amarillas. El contraste entre ellas y las rosetas (sobre todo las púrpuras) es impactante. Lamentablemente es muy difícil que florezcan en nuestros pagos por las condiciones climáticas.

Aviso
Si te llega a florecer, además de sentirte bendito vas a ver que duran bastante tiempo. Generalmente lo hace a finales de invierno y hay una contra (o una buena noticia para los que la tenemos aún sin flor): la rama que florece, luego muere.

Mitos y verdades
Si recibe una buena cantidad de sol, sus hojas se tornan más oscuras. Tolera bien las temperaturas invernales cercanas al cero, por lo que puede pasar el invierno en el exterior. En verano pasa por un período de reposo (lo indican sus rosetas algo cerradas), por eso vas a notar que “pega el estirón” en épocas de frío.

publicado en Guía botánica


Cuidados y secretos de la especie botánica más sencilla de mantener y multiplicar: las suculentas.

por Compañía Botánica

Ceci & Meena comparten su pasión por los cactus y suculentas en sus redes sociales y nos llenan de inspiración botánica ya sea a través de sus productos, servicios o #workshopsbotanicos.