Si existiera / 14 diciembre 2016

Si existiera: La casa de Adam

De la película Thanks For Sharing.

Adam vive en Manhattan, en un departamento que le aporta a su vida toda la sobriedad que necesita (es un adicto al sexo en recuperación) sin perder onda en el proceso.

Predominan los grises y marrones, pero la abundancia de cuadros y el ladrillo a la vista le dan personalidad a las paredes y evitan que parezca un hotel. Aunque todo tiene un toque más bien moderno, no hay televisores ni computadoras a la vista. No hacen falta, con el ventanal semicircular que se roba todas las miradas.

Codiciamos: la biblioteca amurada sobre ladrillo a la vista (y todo lo que contiene).

Cabe mencionar: la presencia de los mapas: aparecen tres colgados y un globo terráqueo.

Si encontrás una casa chaucha en una película, ¡avisanos! 🙂
[email protected]

publicado en Si existiera


Casas que visitaríamos si fueran de verdad.

por Valentina Varas

Valentina nació en Buenos Aires en 1991. Es celíaca y nieta de panaderos. Estudió Marketing, escribe poesía (La velocidad de una fiesta. 2016, Pánico el pánico), duerme poco, saca fotos, hace collages e investigaciones y otras cien cosas más.