Editorial / 26 diciembre 2016

Propósitos en sintonía con el día a día

¿Estudiar francés? ¿Tirarme en paracaídas? La vida es eso que pasa mientras hacemos planes (faraónicos).

Ya hablamos de lo que une la casa platónica con la casa posible. Aprovechemos el envión de los balances en masa y elaboremos una lista de metas observando lo nuestro.

Esta es la mía para 2017:

1. Ajustar las pretensiones al contexto intenso que se me viene. Trabajar el balance entre funcionalidad y belleza para que mi casa siga siendo el mejor lugar.

2. (Terminar de) Erradicar lo que no uso. O encontrarle uso a lo que está abandonado.

3. Achicar de a poco la lista de necesidades que me aburre hacer.

4. Asignarle un escondite a la ropa que sale del ténder, sincerándome: nunca voy a planchar con anticipación.

5. Definir un buen circuito de donaciones para todos los rubros.

6. Reducir cada vez más el volumen de basura.

7. Mantener el placard ordenado. O semi.

8. Que haya menos bajas de plantas.

9. Limpiar los vidrios más seguido.

10. Coser los almohadones que planeo hace como cinco años.

11. Comprar un lavavajillas (🙏).

12. Levantarme más temprano, para desayunar con la hora más linda de la cocina.

Vení tranquilo, diecisiete. Acá ya estamos en sintonía 😎

publicado en Editorial


por María Tórtora

María creó Casa Chaucha en 2009 y desde entonces conoció y fotografió más de 170 casas, dio charlas y dictó talleres, entre otros experimentos. En 2017 saldrá a la calle su libro "Revolución en la casa" (Ed. Monoblock).