Si existiera / 2 Noviembre 2016

Si existiera: La casa de Milly Wilder

De la película Because I said so.

En la casa de Milly, al igual que en su vida personal, todo se mezcla y se funde en un caos hermoso. La transición de un espacio a otro es sutil gracias a los elementos que se repiten: paredes de ladrillo a la vista, pisos de cemento alisado y las lucecitas de colores que borran los límites entre interior y exterior.

 

Hay floreros y veladores “de abuela” en cada ambiente, pero también objetos únicos –la heladera con frente de pizarrón, el mueble antiguo de la tele y las cortinas verdes estampadas– que deschavan que hubo una búsqueda detrás de cada objeto y que combinar no es un accidente, sino un arte.

se_biss_1

se_biss_2

se_biss_3

se_biss_4

Si encontrás una casa chaucha en una película, ¡avisanos! 🙂
[email protected]

publicado en Si existiera


Casas que visitaríamos si fueran de verdad.

por Valentina Varas

Valentina nació en Buenos Aires en 1991. Es celíaca y nieta de panaderos. Estudió Marketing, escribe poesía (La velocidad de una fiesta. 2016, Pánico el pánico), duerme poco, saca fotos, hace collages e investigaciones y otras cien cosas más.