Editorial / 12 Noviembre 2015

Caso de éxito: Sofía

Quiero jugar a Jorge Hané o a los pastores brasileños y lo voy a hacer PORQUE PUEDO y porque estoy emocionada 🙂

Un día recibí un mail que, entre otras cosas, decía:

Hacía tiempo que estaba con ganas de hacer un movimiento en mi casa (me había mudado como estudiante y tenía “lo que había”) y no me animaba, no sabía por dónde arrancar ni qué hacer. Participé de la charla y realmente me abrió la cabeza y me llenó nuevas ideas. No es chiste.

Lo acompañaban fotos del famoso “antes y después”, donde se veía que era la misma casa, pero muy diferente: una tenía cosas, y la otra estaba habitada.

antesydespues

La que firmaba era Sofía, diseñadora gráfica. Todos sus argumentos me decían que no sólo había entendido la consigna, sino que había tomado un compromiso con el trabajo que propongo. Y que le había funcionado.

La visité, desesperada por confirmar que no estuviera hablando porque sí (esto es serio, che). Alegría: la casa es hermosa y está completamente tomada por quien es ella. Charlamos mil horas sobre cada desafío y sus soluciones.

Me contó que los demás pocas veces notaron los cambios, pero que para ella son radicales. Y esa es la prueba de lo sutil y personal del movimiento, ahí su relevancia. No provoca un desmayo como cuando se mueve el micro en Extreme Makeover. No dejó de ser ella misma ni retrocedió. Hizo los ajustes necesarios para que le funcione y le encante.
Eso es éxito, mis queridos.

Algo de la tarea que hizo:

tarea

No cuento más para no spoilear.

Además me contó las consecuencias que tuvo todo esto en otras áreas.

“Me gusta tanto que me da miedo”, decía sobre el respeto extremo que tiene por ciertos temas de su interés. Pero después de atacar su casa, sintíó el piso moverse: “Si puedo con esto, puedo con más cosas”. Empezó a plantearse cómo quiere transitar su carrera y qué es lo que quiere para su vida, desde esa nueva confianza.

“Puede parecer una huevada, pero empecé un curso de lettering. Es algo que quise hacer toda mi vida y no sé… nunca me animé.” Y a partir de eso se compró una máquina para hacer impresiones, con la que está en plena etapa de juego.

Hay más, pero debo guardar secreto profesional. Sólo voy a decir que está muy entusiasmada con la vida.

Y yo también 😀

sofi-1

sofi-2

publicado en Editorial


por María Tórtora

María creó Casa Chaucha en 2009 y desde entonces conoció y fotografió más de 170 casas, dio charlas y dictó talleres, entre otros experimentos. En 2017 saldrá a la calle su libro "Revolución en la casa" (Ed. Monoblock).