Editorial / 18 Agosto 2015

¿Por qué?

¿Por qué decorar tu casa? ¿A dónde querés llegar con eso? ¿Cuál es tu intención?

La actualidad es esto: nos entra la información por cualquier hueco, aunque no queramos. Y como todo (todo, todo, todo) es consumo, si no prestamos la atención necesaria, nos confundimos e incorporamos como propias metas de otros. ¿Te suena? Nadie zafa, es oficial.

“Ahora no, cuando me mude a un lugar mejor voy a darle bola.”
“Tengo que hipotecar la casa para decorar como quiero.”
“No tengo tiempo para dedicarle.”

Como éstas, escucho mil excusas por mes para no decorar. Y yo, sólo a veces, me animo a decir: “¿Y si es que en realidad no te interesa?”

***

Una de las primeras fotos tipo interiores que saqué, fue en la habitación de un hostel en Máncora, Perú, donde dormí tres noches. Había estado viajando así, erráticamente, durante unos meses, pero una escena se repetía sin importar dónde y ni por cuánto tiempo me quedara: siempre me instalé. Apilaba los libros en la mesa de luz, si encontraba un clavito le colgaba algo y si un adorno no me gustaba, lo escondía debajo de la cama hasta que me iba.

¿Qué tiene que ver ese pulso con los recursos, con el espacio y con el tiempo libre?
Pues NADA 🙂

***

Entonces, yo respondo:

¿Por qué decoro mi casa?
Porque me gusta hacerlo: no hay plan que supere un sábado a la noche moviendo muebles y tomando vino.

¿A dónde quiero llegar con eso?
A lugares desconocidos: si sé que soy buena con un recurso, lo abandono por otro que no me salga tan fácil.

¿Cuál es mi intención?
El movimiento: soy alguien nuevo todos los días y quiero que mi casa se adapte a ese fluir también.

***

Aire y luz y tiempo y espacio

Esta historieta está basada en un poema de Bukowski sobre la creación artística (y funciona a varios niveles más).

(El original, en inglés, es de Gavin Aung Than, de Zen Pencils.)

Bukowski

El poema

“Aire y luz y tiempo y espacio”
por Charles Bukowski

sabes, yo tenía una familia, un trabajo, algo
siempre estaba
en el medio
pero ahora
he vendido mi casa, he encontrado este
lugar, un estudio amplio, deberías ver el espacio y
la luz
por primera vez en mi vida voy a tener el lugar
y el tiempo
para
crear

no, nene, si vas a crear
vas a crear trabajando
16 horas al día en una mina de carbón
o
vas a crear en una habitación con tres chicos
mientras estás
desocupado,
vas a crear aunque te falte parte de tu mente y de
tu cuerpo.
vas a crear ciego
mutilado
loco.
vas a crear con un gato trepando por tu
espalda mientras
la ciudad entera tiembla, con terremotos, bombardeos,
inundaciones y fuego.
nene, aire y luz y tiempo y espacio
no tienen nada que ver con esto
y no crean nada
excepto quizá una vida más larga para encontrar
nuevas excusas.

publicado en Editorial


por María Tórtora

María creó Casa Chaucha en 2009 y desde entonces conoció y fotografió más de 170 casas, dio charlas y dictó talleres, entre otros experimentos. En 2017 saldrá a la calle su libro "Revolución en la casa" (Ed. Monoblock).