Interiores #120: La revelación

Generales
QuiénesSilvina, diseñadora textil y Diego, publicista y artista.
DóndeFisherton. Rosario, Provincia de Santa Fe.
QuéCasa alquilada con patios, jardín y pileta.
CuántoHace DOS MESES (*)

La casa y los objetos
ÉxitoNo les importa en absoluto el qué va con qué: acá vale todo, y todo funciona de maravillas. La mezcla de ambos es exacta, no se ven individualidades.
PreferenciasSilvina elige el rincón bajo el sauce para meditar o leer. Diego no duda: puede estar horas sin salir de su taller.
Qué le faltaBuscan un sillón más grande para aprovechar más el living y el hogar en invierno.
IntoleranciaNo le niegan la entrada a ningún estilo. ¿Ya dijimos que vale todo?
La transportaríanA Arenas de José Ignacio, Uruguay.
Nunca sobranGracias a Silvina, jamás se detendrá el desfile de almohadones.
La vida ahí
Sonido actualKaseO Jazz Magnetism / The Lost Fingers
Limpieza general9
Se festejaLas cenas con amigos aquí son una constante.
Por qué
Convivencia en un departamento divino, cada uno con su actividad fuera de casa, la vida normal. Pero alguien tuvo una revelación: ¿Qué pasaría su unieran sus trabajos en uno solo? ¿Y qué pasaría si esa empresa resultante se mezclara con su vida personal? Dejaron todos los lugares que habitaban (vivienda + estudios) y alquilaron una casa más grande, esta casa, para vivir más tranquilos, disfrutar de lo que hacen y darle forma al proyecto en conjunto. (*) Entonces, como la casa también es su trabajo, la montaron en sólo dos meses de corridas maratónicas. Pero no por eso menos divertidas. Aquí, durante el día, circulan Flor, Sabri y Julieta (las chicas que trabajan con Silvina), Juan (su hermano, quien también se unió), los alumnos de Diego, la (gran) concurrencia a las ferias que organizan y seguro bastantes más. Todo eso en un mismo lugar, el mismo que ellos pasean recién despiertos, tomando café con leche y repartiendo galletitas.

















































Fotos: María Tórtora

~ Te puede gustar ~
~ Accesos directos ~