~ Interiores #107: Los 40 almohadones ~

Generales
QuiénEloísa, diseñadora gráfica y de accesorios.
DóndeEn Belgrano (Buenos Aires).
QuéDepartamento de 2 ambientes y medio, con balcón. Contrafrente.
CuántoDesde hace un poco más de año y medio.

La casa
ÉxitoYa había vivido acá. Se fue, conoció otros, y ahora volvió a alquilarlo. Esta vuelta no se parece en nada a la anterior. ¡Y ella tampoco!
FracasoPintó el cuadro rojo del living, pero no le gusta nada el resultado.
IntoleranciaNunca tendría sillones de ecocuero.
La transportaríaA París.
Los objetos
SalvaríaTodo los recuerdos de viajes que logre juntar en el apuro.
Con sus manosPintó cuadros, patinó muebles, hizo almohadones y la cortina de baño.
Nunca sobranAlmohadones. ¡Contamos cuarenta!
La vida ahí
Es lo peorOrdenar el taller.
Especialidad culinariaRisotto con hongos y mousse de chocolate.
AromasAntes olía mucho a sahumerio. Ahora ya no los aguanta.
Sonido actualJulieta Venegas y Amy Winehouse.
Limpieza general8.50 / Pero no limpia ella, eh.
Relaciones
PlantasDistante. Las adopta y las cuida, pero viaja mucho: pocas sobreviven.
VecinosLos vecinos de abajo del taller + las bolitas que caen y ruedan, podrían ser un combo explosivo. Pero hay paz.
Por qué
– Decidió dormir en el living, para poder tener un taller cómodo (y con puerta, para ocultar el caos de bolitas). Entonces, armó en el living una dinámica de monoambiente, que funciona a la perfección.
– Que haya vivido en el mismo lugar en dos momentos diferentes de su vida, con resultados muy distintos, es el mejor correctivo para las excusas inmobiliarias. La variable es uno.

Fotos: María Tórtora y Lucía Luna Crook

~ Accesos directos ~