Interiores / 18 Abril 2011

Interiores #63: Avenida Siempre Viva

Caro llegó a este departamento para instalar un estudio. Trajo el escritorio, la compu y los papeles. Mientras buscaba con quién compartirlo, llegaron la heladera, el sillón… y la cama. Cambio de planes: ¡Es que el lugar es, hasta vacío, una locura!

Pasaron ya unos cuantos años y ella no se durmió en los laureles. En todo este tiempo, con paciencia, pintó paredes, reunió muebles y los acomodó adornos mediante para mejorar lo parecía inmejorable. A cambio de charla y galletitas consiguió tener en su estudio un mural -aún en progreso- de artistas amigos, y su novio Javi diseñó algunos muebles que faltaban.

Los detalles son siempre lo mejor: Picaportes vestidos, aros y collares que se vuelven atracción sólo con ingenio, flores plásticas, papagayos sobre la heladera y recuerdos de todos los tiempos a la vista.

///
{Otra mirada sobre esta casa: acá}

Fotos: María Tórtora

publicado en Interiores


Recorrido fotográfico por una casa, contado desde la experiencia de los que la armaron y la viven.